lunes, 20 de noviembre de 2017

Cosas que nunca sabrás.

He de decir sin decirte,
Cosas que nunca sabrás...

Que las magnolias florecen en tus manos...
Y que  el sol amanece a los verdes campos de tus ojos tiernos...

Diré que en tu risa cantan ruiseñores...
Y que tus cabellos son el oro sobre el mar,
En un mágico atardecer de verano...

Cosas que nunca sabrás...
Porque las ocultare hasta del viento,
Para que en sus ráfagas apuradas,
No corra a tus oídos a contarte...

Las ocultare de mis manos,
Para que no se atrevan en caricias a hablarte...

Nunca lo sabrán mis pies,
Para que no corran presurosos a  buscarte...

Ni mis ojos lo sabrán,
Para que no me delaten hablando al mirarte...

Nunca las diré...
Porque sólo  existes al imaginarte...

Sagrado dolor.

No puedo evitarlo...
La vida se me cae como cascaras secas...
Vida vieja que muere en mi piel reseca,
Que se desprende y cae como corteza de árbol,
Como vieja piel de serpiente,
Pierdo mi vida sin poder evitarlo...
¡Ah y de aquel que cambia y muere!
Como aquel que permanece quiero ser!
Inmutable... Perenne...
Inalterable y predecible...
Por qué muero y resucito!?.
Por qué ya no soy?
Por qué vuelvo a ser?
Aunque no quiero, quiero...
Permanecer quiero y no puedo...
Lloro sobre mi vida que ha muerto...
De a pedazos muero, de a trozos renuevo...
Lágrimas sobre mi cáscara derramo,
Inherentes pedazos secos,
Que al tomarlos se deshacen y se vuelven cenizas...
Dolores de parto tengo...
Sagrado dolor que no quiero.

martes, 14 de noviembre de 2017

Ambiguo

He sido fuego, y también he sentido el calor de las llamas...
He sido mar y arena caliente y blanca...
He sido sol en el zenit, y fría noche estrellada...
Amor y odio he sido...
Risa...temblor... y lágrimas...

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Los pies del poeta.

Lentos caminan los pies del poeta... Lentos y torpes caminan sus pies, Sin paradero...
Descalzos y heridos caminan... Caminan y tropiezan,
Sin sendero...
Pesados caminan, pisando la tierra...
Cansados y sucios,
Sin asidero
Espinas y piedras son su camino... Dolores que queman... andar sin destino...

domingo, 5 de noviembre de 2017

Poesía latente.

Había un niño que sin saber como
Escribía eternas poesías...
Probó, sin saber
Que hay muchas formas de escribir y
De muchas maneras.

Él escribía en el cielo,
En las  eternas tardes de domigo,
Tardes estivales de soles candentes
Que se desvanecen en tibias brisas,
Escribía en los árboles inmensos,
En el mar salado e indomable,
En la quietud eterna,
En la soledad bulliciosa.

También las dibujaba a veces.
Las dibujaba en una mirada,
En un gesto... En un hablar de armoniosos acordes...

Todo sirve a la hora de la poesía.
Todo es un papel en blanco,
Todo es lienzo preparado...
Una orquesta afinada...

Todo es poesía latente.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Quizá...

Desde muy lejos llegó...
Con hermoso plumaje hasta mi mano...
Suéltalo!...me dijeron,
Espéralo, que si es tuyo volverá.

Está fría la noche,
Oscuro su manto turbio...
Silencio reina en el vacío...
Quizá mañana... Quizá.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Tarde de plomo.

De la lluvia que cae impetuosa...
Del plomo que cubre la tarde...
Del reloj que lento se detuvo
por el peso de las horas inmóviles...
Del murmullo de las gotas pesadas que desgarran el inherente silencio...
De la tranquila quietud espesa,
Que trae a mi morada ésta tarde.

De todo cuanto me trae ésta inercia... De todo me impregnará la tarde.
Tarde que en un pacto sangriento
de amor con la noche callada...
Corre a sus brazos perlados,
En un mágico abrazo fundido,
En perfumes, tesoro escondido,
De jazmines y tierra mojada.